FotoRed comparte, aprende y disfruta de la fotografía

Planeta Bolardo

Hay otros mundos, pero están en este. Se llama “bolardo” a los pivotes de metal que se ponen en el borde de las aceras para proteger a los peatones de los vehículos, evitar que se aparque sobre las aceras, etc… Los genuinos bolardos (de ahí su nombre) tienen una bola en la punta. El planeta de la imagen es una de esas bolas. Alguien, años atrás, la pintó con spray pero los pequeños accidentes callejeros han erosionado la capa de pintura y, en cuanto lo vi, pensé en un planeta. Así que solo tuve que sacar una foto mía de las pléyades, “rescatar” a la bola de su entorno urbano (mediante selección), superponerla a la foto del firmamento y sombrearla convenientemente. Todo ello para expresar que esa bola de bolardo me pareció un planeta y permitir que luciese como tal.
Cámara Canon PowerShot G1 X Mark II, a pulso. Iso 100, f; 8, v; 1/60 de segundo. Cámara Nikon D7100 con objetivo Sigma 150-600 mms. (Contemporary), trípode, cable y espejo arriba. Iso 4000, f; 8, v; 1 segundo.

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • hace 5 años
    Luis Ruiz
    Ja! Di que sí: imaginación astronómica al poder. Y encima queda cojonuda. Vamos, como que casi llego a vislumbrar señales de vida. Mira que puede dar de sí un simple bolardo... me gusta la idea. Un saludo, Salva.
    • Salvador Solé Soriano :hace 5 años Bueno, si más no, espero que de señales de vida mental del autor, que algo es algo... Gracias por el comentario, Luis.
  • ¡¡¡Genial!!! además de apropiado al momento, pues estoy oyendo una entrevista a Luisa en cienciaes.com y queda de lo mas sugerente escucharla mientras me recreo en la imagen
    • Salvador Solé Soriano :hace 5 años Los planetas extra-solares llevan años causando furor en la astronomía, y no es para menos; estoy seguro de que nuestros instrumentos ya han captado mundos dotados de un fenómeno tan pertinaz como la vida. Y quien sabe si incluso vida inteligente; ese bien tan escaso en nuestro propio planeta... Gracias por comentar, Txema.
  • Ja que bueno! Gran edición y el motivo descontextualizado parece totalmente ese planeta del que hablas.